Gimnasia para embarazadas

El cuerpo de la mujer está diseñado para parir y son muchos los cambios que se producen durante el embarazo para que el feto pueda desarrollarse y nacer, por lo que no es necesario prepararse para el parto, ya que es un proceso fisiológico e involuntario.

¿Para qué son las clases
antes del parto?

  • Durante el embarazo, los cambios físicos y biomecánicos son evidentes repercutiendo en nuestra salud postural, ayudaremos a evitar la aparición de dolor, sobre todo en columna y pelvis.
  • El parto va a suponer un desgaste físico importante, las clases nos permitirán llegar con una mejor condición física.
  • Reconoceremos y activaremos la musculatura que durante el embarazo más sufre y más se debilita.
  • Aprenderemos a reconocer y usar la musculatura que más nos ayudará en el momento del parto.
  • Veremos como el movimiento es vida y cómo nos puede ayudar durante el embarazo, la dilatación y el parto.
  • Aprenderemos y practicaremos posturas para la dilatación y el pujo.
  • Conoceremos nuestro cuerpo y qué está pasando para llegar al momento del parto con más seguridad.
  • ...Y anímicamente os sentiréis mucho mejor...

Cuándo y por qué debería comenzar

El trabajo en grupos reducidos os permitirá intercambiar experiencias y miedos. Y queremos daros toda la información que está en nuestras manos para que seáis vosotras quienes manejéis vuestro parto.
Recomendamos comenzar las clases en el segundo trimestre y dejaros que os hagáis a vuestra nueva situación durante las 10 o 12 primeras semanas.

Nota: La participación en estos grupos requiere una sesión previa para realizar una valoración personal y un cuestionario de seguridad previa a la iniciación de la Actividad Física en el embarazo.