Suelo Pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de estructuras musculares y ligamentosas que cierra la pelvis por su parte inferior.

El suelo pélvico, el diafragma y la musculatura abdominal y lumbar trabajan como una unidad y de manera coordinada para sostener la vejiga, vagina, útero y recto, ayudando a su correcto funcionamiento. Este conjunto de estructuras nos permiten dar estabilidad a la columna y pelvis para mantener una correcta postura corporal y, además, tiene un papel fundamental en la función sexual. Cuando hay un desequilibrio entre estas estructuras, pueden aparecer lesiones o disfunciones que de no ser tratadas pueden causar trastornos físicos y emocionales importantes. Con esto podemos llegar a la conclusión de que realmente se trata de una parte muy importante de nuestro cuerpo, pero que por desgracia le prestamos poca atención.

Las alteraciones del suelo pélvico afectan tanto a mujeres como a hombres, aunque a estos últimos en menor proporción, pero las alteraciones son igual de invalidantes.

Lo ideal es la prevención,
acude a fisioterapia si...

  • Padeces premenopausia o menopausia.
  • Antes y después de una cirugía abdominal y/o pélvica.
  • Durante el embarazo, tras el parto vaginal o cesárea.
  • Si practicas deporte de forma regular.
  • Dolor lumbar y/o pélvico.
  • Si trabajas muchas horas de pie o cargando peso.
  • Si tocas instrumentos de viento.
  • Estreñimiento prolongado.
  • Si padeces tos crónica o estornudos frecuentes…

No lo dejes para después

Existen múltiples opciones terapéuticas para ayudarte, si ya padeces cualquier alteración podría empeorar con el tiempo mermando la calidad de vida y con un alto impacto psicológico.

Desde la Fisioterapia te ayudaremos a prevenir y tratar patologías del suelo pélvico sin importar la edad y siempre buscando conseguir tu bienestar.

Vosotros también tenéis suelo pélvico y podéis sufrir lesiones que disminuyan la calidad de vida, afecten a la esfera sexual e incluso a la actividad deportiva.